viernes, 11 de septiembre de 2009

La lectura... opiniones

Dos fragmentos que hablan de la lectura me han sorprendido por su fuerza y contundencia, los comparto con ustedes...

"Leer es como respirar. La vitalidad de la lectura es única. Empieza por el detenimiento y concentración que nos impone leer. Es como si tuviéramos que concentrar todas las fuerzas del cuerpo en la actividad, en realidad, en la entrega de ser otros. Es como si el cuerpo cediera toda su fuerza a la imaginación. Quien sigue leyendo, o sea, quien sigue empeñándose en imaginar otras vidas está doblando y hasta centuplicando la suya propia. La lectura se ofrece a todo el mundo como participación en una vida más grande. La lectura se sale del libro. Te da vida."

Agapito Maestre

“Somos lo que hemos leído. La ausencia o escasez de lectura es un camino seguro hacia la ignorancia, y aunque ésa puede ser una condena individual gravísima, lo es mucho más cuando deviene colectiva. Una sociedad que no lee, que no cuida sus libros y sus medios, que no cultiva su memoria y no alienta el desarrollo del conocimiento, es una sociedad culturalmente suicida”.

Mempo Giardinelli

4 comentarios:

Deigar dijo...

"...cuturalmente suicida" Estos dos fragmentos están intensos, tan reales que dan más fuerza a nuestra realidad y son sumamente reflexivos.

Saludos. Nos leemos. Gracias por subirlos.

Kathy... dijo...

Realmente me han estremecido estos dos parrafos.Tan ciertos y tan profundos que solo un alma lectora puede ser capaz de entender lo que dicen esas palabras, solo alguien que viva de los libros puede entender que la lectura va más alla de cualquier cosa.

Me encantaron!

Antonio dijo...

"Somos lo que leemos"... desde luego, de ahí la vaciedad existencial cuando no tienes algo que leer.

Gabriela Monzón dijo...

GRACIAS, AMIGOS, POR COMENTAR EN ESTOS FRAGMENTOS QUE ME PARECEN TAN FUERTEMENTE SIGNIFICATIVOS.
Sólo quienes consideran la lectura vital e imprescindible, quienes creen que vivir sin lectura no es vivir del todo, pueden comprender la profundidad del vacío de quien no lee, o de quienes en ciertas circunstancias nos vemos privados de la lectura.
Un abrazo, siempre es un gusto contar con sus opiniones, gracias de nuevo
Gaby