miércoles, 23 de diciembre de 2009

Cinco al hilo... Mini-reseñas de múltiples lecturas que adeudaba

La sociedad de la Sangre, Susan Hubbard

Debo expresar mi absoluto asombro de hallar en las librerías de Argentina este libro que sin pena ni gloria apareció de repente entre las novelas juveniles de vampiros. Sin embargo aunque el título es bien obvio, la trama no lo es tanto pues contrariamente a lo que estuviéramos esperando luego de nuestra amada saga Crepúsculo o la muy querida Medianoche de Claudia Gray, las deslenguadas Marcada y Traicionada de las Cast, o incluso las bastante menos talentosas Crónicas vampíricas de L. J. Smith, esta novela no es un drama romántico.

La misma narra las peripecias de una niña solitaria, extremadamente inteligente y madura, que vive aislada del mundo junto a un padre misterioso, sabio y excéntrico al que idolatra. No obstante el lector empieza a sospechar pronto -y bastante avisado por el título- que en cualquier lugar se cuecen habas y que esta familia si vampiresca parece, vampiresca es. Así las cosas, crimen macabro de por medio, sospechas varias, investigación incluida, se va develando la historia y nos hallamos a una jovencita que no quiere más que una vida normal y termina huyendo en busca de su madre, pero con el pesado karma de haber heredado las tendencias paternas y tener uno que otro acceso por beber sangre humana.

Bien contada, intrigante, tal vez un poco lenta ya que el lector va mucho más rápido en las conclusiones que la protagonista, y a veces sufre intensos deseos de que esta se avispe más velozmente, pero aún así no deja de ser muy interesante el relato desde su punto de vista. Me encantó, pero sobre todo me sorprendió, y eso, es mucho decir hoy en día.

Sobre la autora:

Susan Hubbard es autora de dos prestigiosos libros de relatos, Walking on Ice y Blue Money, por el que obtuvo el premio Kafka Janet Heidinger. Imparte clases en la universidad de Florida Central y reside alternativamente en Orlando y Cabo Cañaveral.

Raven, Allison Van Diepen

Me llamó poderosamente la atención esta novela con sólo ver la portada, ya que esa espalda femenina tatuada con un cuervo me pareció extremadamente sugerente. Sin embargo, más allá de la tapa que respeta un estilo bastante en boga entre las novelas juveniles románticas sobrenaturales, y aunque la traducción que circula en la red es bastante deficiente, la historia es atrapante e interesante en sí misma.

Y aunque de baile callejero no entiendo nada y la trama abunda en descripciones de este, a raíz de que los protagonistas son unos jóvenes que compiten con otros en una disco, y esta es la tarea a la que dedican gran parte de su tiempo, el hilo de la misma es claramente discernible. Una jovencita cuya familia se halla conflictuada por la extrema adicción a las drogas de su hermano mayor, sobrevive en su mundo apoyándose en sus compañeros de escuela y baile. En particular en el chico al que ama en secreto y que sospecha le corresponde, aún cuando no sean más que mejores amigos. Sin embargo, una noche en que sale del club nocturno donde trabaja es atacada por un malviviente y al ser defendida por su amigo descubre que en realidad este pertenece a una especie de seres sobrenaturales, entre los que se halla su mismísimo jefe, el dueño de la disco y algunos de sus amigos bailarines.

No sólo se complicará la trama amorosa sino que la joven Nic -Raven- deberá realizar duras elecciones que la afectarán a ella y a su familia.

Si bien por momentos la trama es una pizca complicada y la explicación que se da en torno a la existencia de estos seres inmortales no es del todo verosímil y un tanto rebuscada, atrapa, se deja leer rápidamente y enternece la historia de amor, que tendrá al final una vuelta de tuerca interesante.

Sobre la autora:

Allison Van Diepen es autora de novelas para adolescentes y también profesora de secundario en Ottawa, Canadá, por lo que escribe los feriados, fines de semana y vacaciones de verano.

Ha sido escritora más de la mitad de su vida, y recuerda que ya de niña gustaba de contar historias.

Ser docente en Brooklyn, Nueva York, la inspiró a escribir, y allí realizó sus novelas Street Pharm y Snitch.

Prendiendo fuego, Suzanne Collins (2da parte de Los juegos del hambre, Saga Distritos)

Si he dicho que “Los juegos de hambre”, primera parte de esta saga, era maravillosa, me reitero, esta segunda parte no me dejó en los más mínimo insatisfecha, sino todo lo contrario… ansiosa de seguir leyendo.

Si uno esperaba que luego de la primera novela Suzanne Collins podría bajar los decibeles de la aventura, nada nos ha preparado para la segunda parte en donde vemos nuevamente a nuestros queridos personajes enfrentando unos nuevos juegos que los harán luchar por su vida.

Nada será como antes, desde que Katniss y Peeta ganaran la competencia anterior, los distritos han empezado a rebelarse, se finge que todo está bien, se simula una charada grotesca pero han sucedido rebeliones y medidas extremas para contenerlas. Katniss se verá amenazada en persona por el Presidente y deberá agachar la cabeza ya que sus seres queridos peligran, pero es mucho lo que no se sabe ¿será verdad que el distrito 13 vive aún, que no ha sido vencido, que el Capitolio miente, que hay un lugar de libertad más allá de los bosques, sin alambradas electrificadas, un lugar donde la tecnología ha seguido avanzando y donde se trama la rebelión? Parecen sólo delirios de los oprimidos…

La novela es apasionante, una sucesión de hechos que no nos dan respiro por lo que vivimos a pleno las emociones de los jóvenes protagonistas y como Katniss sentimos el corazón dividido.

Preciosa, tan buena como la primera parte.

Tinta peligrosa, Melissa Marr

Esperaba con ansias este libro, puesto que Encanto fatal fue para mí una experiencia fuerte, casi casi al borde de lo que fue Crepúsculo (ya que, como todos saben, amo incondicionalmente las novelas de Meyer, desde que la primera cayera en mis manos en el 2006). Y la mencionada novela de Marr me había parecido realmente deliciosa, a lo que se suma que me introdujo al género de las faerie novels junto con las preciosa trilogía de la Corte Oscura de Holly Black. Ambas poseen ese encanto dolorosamente bello, entre hermoso y melancólico, que es tan habitual en las historias de los atractivos seres élficos, inmortales pero extrañamente desolados.

No obstante, la primera historia, me sigue pareciendo insuperable, en este caso los personajes que tan bien conocemos, nuestra querida Aislin y el incondicional, tierno y exóticamente humano Seth, tienen una aparición menor, en tanto que una compañera de escuela de la reina de la corte de la luz, Leslie, será la protagonista.

Una historia de amor y dominación, de libertad y dependencia, de adicción y generosidad. Plagada de seres sobrenaturales a los que no puede menos que amarse, así como de otros a los que uno no termina decidiéndose a odiar, puesto que aún siendo eternos, magníficos son increíblemente frágiles, sensibles y profundamente humanos aunque no lo deseen.

Me gustó mucho, aunque me resultó un poquitín triste.

Muérdeme, Parker Blue

Creo que si la joven protagonista no dijera casi como un contrapunto irónico a nuestros pensamientos “No, no soy Buffy, la cazavampiros”, uno no haría la permanente comparación, y mal que le pese a Val Shapiro, tampoco accedería a que sí, es bien parecida a Buffy, la colegiala mata-colmilludos.

La chica es bonita y rebelde, tiene problemas en casa al punto de que para proteger a su hermanita menor los padres la echan y debe apañárselas sola. ¿Motivo? Como se dedica a patear traseros vampiros puede ser una mala influencia para la jovencita que se halla en plena adolescencia. ¿Origen de todo este embrollo? La mamá fue seducida por un demonio, por lo que la muchacha heredó la mitad de los genes de él, y esa mitad súcubo se despierta en la adolescencia, y antes de que salga a seducir muchachos a los que dejará secos como una rama seca, es preferible que alimente al demonio interior con el gasto excesivo de energía de una buena pelea.

Así las cosas, la novela es liviana y nada pretenciosa, y sumará a la chica guerrera, el policía atractivo de turno que pertenece a la unidad de crímenes especiales, así como a su amorosa hermana que se ofrece a compartir el alquiler con la joven sin hogar. Plagada de humor a veces un tanto obvio, de a ratos previsible pero entretenida, se destaca en este aspecto sobre todo por el compañero perruno que Val halla en la calle -Fang, sí, como el perro de Hagrid- y con quien comparten los pensamientos, puesto que no se trata de un can común y corriente sino de un medio demonio como ella.

Entretenimiento sin compromiso, asegurado.

Sobre la autora:

Parker Blue (quien se presenta en su página con ese dibujo y no hallo fotos en la web) vive en Colorado Springs con su perro, ama cosas como: el color rojo, las cosas brillantes, los perros (que aman incondicionalmente y son un gran alivio para el estrés), los números (ama las Matemáticas), el chocolate, las montañas de Colorado, la Coca Diet, leer y escribir.

6 comentarios:

· Alba · dijo...

Madre mía, 5 en 1 *O*!!
No, si cuando vuelves, lo haces por la puerta grande y dispuesta a tentarnos ;)!!
No conocía el último, el de Parker Blue... y creo que lo quiero ^3^

Elwen dijo...

Buen aporte, si señor, yo creo que me quedo con Los Juegos del Hambre que ya me pone los dientes largos.

Cele y Naty dijo...

Gabi cuantos libros que te leíste!!!
Coincido con Sociedad de sangre, a mi me encanto y muchísimo la forma de escribir que tiene la autora!!!!
Besos Cele

soycazadoradesombrasylibros dijo...

Increibles reseñas¡¡la de hush hush me encantoooo¡¡me lo lei hace poco y opino lo que tu;)y estoy con el de Raven;)

besotes sigue asi

Gabriela Monzón dijo...

Hola chicas,
Qué alegría reencontrarnos a través de los libros, y qué bueno que se tienten... hay para todos, jajaja
Cuando empiezo mis vacaciones es un placer inmenso volver a la red, a publicar y comentar, a dialogar con ustedes y todos los lectores amigos...
Y por supuesto que leer vorazmente día y noche, y compartir la pasión... son lo mejor que pueda pasarle a una, besotes
Seguimos en contacto
Gaby

Javier Munguía dijo...

Un gusto saludarte una vez más, Gaby. Te cuento que estoy leyendo En llamas. Acabo de leer tu reseña, que me hace esperar cosas muy buenas del volumen. Apenas acabo de pasar a su segunda parte. Ya te platicaré cuando termine.

Quiero aprovechar para preguntarte por la novela Temblor. Aún no llega a México, parece que la tendremos en unos meses. He escuchado muy buenos comentarios sobre ella. ¿Tú la leíste? ¿Te gustó? Creo haber visto la portada en inglés en ¡Piezas de a ocho!

Me despido por lo pronto. Recibe un abrazo fuerte.