lunes, 24 de diciembre de 2007

La pasión por los libros... inmortalizada

Hace un tiempo descubrí una serie de imágenes que quiero compartir con ustedes, estas implican un tributo del arte escultórico al arte literario, o quizá a la pasión de los lectores... Me llamaron mucho la atención y me intrigaron porque ni siquiera sé dónde se hallan ubicadas estas estatuas, ¿a qué lectores homenajean?, ¿qué idioma leen?, ¿quién las mira al pasar por allí?, ¿qué sienten aquellos que las ven día a día? Y me hicieron pensar también en que aunque admirables, no nos parecemos los lectores y ellas, porque nosotros por más quietos que estemos bullimos de vida, por más pasivos que parezcamos desarrollamos una extrema acción interior, por más apáticos que luzcamos estamos atravesados de pasiones, de sentimientos, de inquietudes, de pensamientos...

4 comentarios:

fizo dijo...

hola gabriela!
volvi a mi blog
estan geniales las fotos
lastima q normalmente la gente no les ponga atencion, y si lo hacen, no les toman el significado

saludos
y feliz navidad!!

Antonio dijo...

Fíjate qué casualidad, la del abuelo con la niña está aquí en Castellón (España), muy cerquita de mi casa. ¿Será una señal? Felices fiestas y gracias por las fotos.

Gabriela Monzón dijo...

Gracias Fizo y Antonio por la visita y el comentario... estos días de vacaciones poca gente se toma el trbajo de navegar los blogs y dejar sus ideas...
Antonio: ¡maravilloso lo de la estatua de cerca de tu casa!
Realmente... una señal... ¿quién dice que un día no te visite y la conozca personalmente? jajaja
Gaby

Ainhoa dijo...

Preciosas fotografías. A partir de ahora voy a prestar más atención cuando vaya paseando por las calles de Madrid o de las ciudades que visite, porque me encantaría encontarme con alguna de estas esculturas. Y prometo fijarme en sus rostros, a ver si reflejan la emoción de hallarse ante un buen libro.
Un saludo.